martes, 20 de junio de 2017

Allá vamos :)


Una semana después de la transferencia, me lie la manta a la cabeza y me hice un test de embarazo. No sé por qué. Había llevado una betaespera muy tranquila (¡la más tranquila de todas!) y sabía que un negativo daría al traste con mi buen ánimo, que empezaría a ponerme muy nerviosa, que se desatarían todos los infiernos.

Para darle más emoción al asunto, la noche de antes, mientras enredaba con los sobres en los que vienen los test, descubrí que estaban caducados. ¡Caducados! Es lo que tiene llevar tanto tiempo buscando el embarazo: se te caducan los medicamentos, se te caduca la paciencia y... ¡se te caducan los test! Después de hacer algunas búsquedas en Internet, comprendí que el problema residía en que los test ya no tendrían suficiente reactivo y podrían dar un falso negativo. Si bien, en mi caso, habían caducado en enero (tampoco es que se hubieran pasado hace años), el riesgo de llevarme un palo, incluso un palo "falso", aumentaba.

Aun así, lo hice. En mi anterior betaespera, había leído que el día 12 dpo (después de la ovulación) los test ultrasensibles ya debían dar positivo. Aquella vez, sin embargo, esperé hasta el día 15 dpo para hacerme el primer test. Pero en esta ocasión, cual Bella Durmiente atraída irrefrenablemente por el huso de la rueca, fui incapaz de resistirme.

Por suerte, dio POSITIVO.


No fue un positivo fácil. La línea era muy tenue, prácticamente invisible hasta que el test se secó por completo. Durante dos días, me quedé bizca comprobando que verdaderamente estaba ahí, siempre con el temor de que no fuera una raya auténtica, sino una línea de evaporación. No obstante, estaba bastante segura de no estar viendo sombras imaginarias, porque en mi segunda FIV ya me enfrenté una y otra vez con el blanco nuclear, y tenía claro que esto era distinto. Pero entre la maldita fecha de caducidad, lo pronto que era, las ganas que tenía y las líneas de evaporación... intenté no dar nada por sentado hasta repetirlo.

Esperé dos días porque no quería que me volviera a pasar lo de la última vez. No quería revivir la agonía de hacerme un test al día, no ver ningún cambio y temerme lo peor. Ya me había saltado bastantes recomendaciones haciéndome el test tan pronto, así que preferí esperar a que los niveles de HCG se doblaran para volver a hacer la prueba y poder ver los cambios bien claros, si es que se producían.

Y lo hicieron. Con el segundo test, que me hice el mismo día en que me tenía que haber venido la regla, se disiparon las dudas. Era positivo, ¡positivo! Poniendo un test junto al otro, fue más sencillo ver la raya del primero, que era gruesa y rosada como son los positivos, y no delgada y grisácea como las líneas de evaporación. Por primera vez en mi vida, además, pude ver un cambio en la intensidad del test, cada vez más rojizo: la HCG sube, el embrión está creciendo.

A los dos días, volví a la carga. Y seguiré haciéndolo. Hasta que se me gasten, estos o los nuevos test que me compre. Hasta que la segunda raya esté tan marcada como la de control. Hasta que sienta que ya no lo necesito. Hasta que me dé la gana.

El tercer test salió todavía más oscuro. Nunca había visto ese color, nunca lo conseguí en mi anterior embarazo. La raya, además, se marcó enseguida: en un minuto ya la tenía. Así que, por fin, he conseguido mi escalera de color, ese primer hito del embarazo que tanto había deseado.

Estamos contentas, serenas, esperanzadas. También somos dolorosamente conscientes de que esto es solo el principio: un buen principio que, sin embargo, no garantiza nada. Las dos sentimos que esta puede ser la oportunidad que esperábamos, pero sabemos que se trata de una de esas guerras que hay que ganar hora a hora, día a día, batalla a batalla.

7 comentarios:

adrastea a dijo...

¡Enhorabuena! Claro que hay que ir pasito a pasito, pero el primero ya está dado. Ahora a por el siguiente escalón

Anónimo dijo...

Espero que dentro de 8 meses nos presentes a tu hijo/a!Un abrazo
Núria

Anónimo dijo...

Es muy buen comienzo! Felicidades! Ahora pasito a pasito.

Galerista dijo...

Ya me has alegrado el día! Qué noticia tan buena! Me alegro mucho por vosotras!

Luli Lulita dijo...

Te leo mucho aunque no siempre comente, pero esto se merece un supercomentario!! Enhorabuena! Primer paso dado, a seguir caminando!! Mucha suerte y a disfrutar de cada momento!

Inma dijo...

Enhorabuena y mucha suerte!
Que vaya todo bien!

Remedios Morales dijo...

¡Muchas gracias, chicas! Sientan fenomenal vuestros buenos ánimos y vuestro apoyo. ¡Mil besos! :D

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...