domingo, 27 de abril de 2014

Orgullo de educadora



Hace unos días rellené un cuestionario para avaaz.org, una organización con la que colaboro asiduamente a través de sus campañas de recogida de firmas. En el cuestionario hacían muchas preguntas para conocer mejor a la comunidad de personas que colaboramos con ellos y nuestras opiniones sobre diversos aspectos. Al final, podías acceder a los resultados, y cuál fue mi sorpresa cuando descubrí que la profesión que más abundaba entre quienes habíamos rellenado la encuesta era la mía.

La paradoja es triste. Mientras que la sociedad califica a los educadores como vagos, tiranos, clasistas, ineptos; este tipo de datos, que son objetivos, muestran que muchos de nosotros somos personas solidarias, comprometidas, luchadoras, activas. Verlo reconocido, aunque sea a una escala tan pequeña, supone un aliciente nada desdeñable para continuar con nuestra labor. Y es que resulta muy difícil seguir convenciéndose a una misma de que este trabajo es verdaderamente valioso, cuando el desprecio de la sociedad, de la Administración, de los políticos... se mantiene constante. 
  
Hace poco me ocurrió algo parecido. Me llamaron de Amnistía Internacional, ONG de la que soy socia, para completar algunos de mis datos personales. Cuando le expliqué cuál era mi profesión, la chica que estaba al otro lado del teléfono pareció ponerse nerviosa. Enseguida empezó a decirme lo fundamental que era para ellos poder contar con el apoyo de los profesores, y me indicó todos los recursos que podía utilizar con mis alumnos para trabajar los Derecho Humanos. Cuando colgamos, me sentía importante. De pronto, parecía que mi labor le interesaba a alguien, que estaba ejerciendo una profesión que no solo se caracterizaba por el exceso de vacaciones.

No es que los docentes necesitemos que nos recuerden constantemente nuestra valía, pero una palmadita en la espalda de vez en cuando parece desplegar un efecto vivificante en nuestra moral, permitiéndonos recordar que hay muchos motivos para sentir el orgullo de ser educadores.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...